DÍA 3 DE LA 1° EXPOCONGRESO INTERNACIONAL VIRTUAL


 

 

DÍA 2 DE LA 1° EXPOCONGRESO INTERNACIONAL VIRTUAL


 


IR A LA SALA DE JÓVENES PIEMONTESES


TRADUCCIÓN DE LAS DISERTACIONES DEL DÍA 2 DE LA 1° EXPOCONGRESO INTERNACIONAL VIRTUAL


1ª Parte
"Cerea" a todos, amigos y amigas de la Argentina y piemonteses del mundo.
Primero que nada quiero agradecer a la FAPA, la Federación de Asociaciones Piemontesas de Argentina, y a la Regione Piemonte que han organizado este Congreso Internacional de Piemonteses, desafortunadamente sin vernos personalmente sino de manera virtual. El congreso, como dije está  patrocinado por la Regione Piemonte,  y por  la "Associazione Piemontesi nel Mondo ", a ellos el agradecimiento de los piemonteses , de Albina Malerba y de la "Ca dë Studi Piemontèis ". Pero quiero particularmente agradecer a la Asociación Civil Mujeres Piemontesas de La República Argentina,  que organizaron en este contexto una jornada dedicada al piemontés, pienso que es algo muy lindo y significativo que hayan sido justamente las mujeres piemontesas, que además han dado vida a una revista, editada en italiano y  castellano  pero que titularon con un nombre piemontés muy significativo, " I Soma Sì", estamos aquí, estamos, continuamos nuestro diálogo. Mi relación con la Argentina viene aproximadamente del 2005, del inicio de los 2000 cuando la Universidad de Torino organizó primero en Córdoba,  después en San Francisco y en otros
lugares, pero yo estuve en Córdoba y en San Francisco , con la Universidad de Córdoba,  un màster dedicado al Piemonte, les recuerdo que he estado yo, el Padre Giuliano Gasca Queirazza, el gran filólogo y desde ese momento nació una amistad, una continuidad  de
trabajo  y afecto que persiste, sea con aquellos participantes del máster de Córdoba y también con los de San Francisco, la experiencia argentina fue una experiencia que nos tocó profundamente y la he recordado en un libro, "El Viejo Piemonte en el Nuevo Mundo" que después en la Universidad de Turin fue curado por Alda Rossebastiano quien había organizado el máster. Ahí conté esta experiencia en un artículo, "todavía nos hablan los abuelos", en realidad "Todavía Nos Hablan los Nonos", la lección de los piemonteses de Argentina,  porque  justamente nosotros no solo dimos la lección  sino que la recibimos de retorno , multiplicada y emocionalmente muy fuerte, por otra parte, este artículo en italiano que después fue traducido al castellano por Ana Maria Filippa a quien agradezco,  no fue publicado todavía es inedito, ahora lo hemos publicado en el stand de la Expo Congreso Internacional,  entonces si entran a ver el stand, entre comillas , "virtual" de la Ca de Studi Piemontèis , encontrarán también este artículo.
En este momento hablando de la relación que tenemos de afecto , de amistad,  de trabajo, con los piemonteses en Argentina,  quiero enviarle un pensamiento, un recuerdo afectuoso, a Davide Damilano que no está más con nosotros,  joven, que hubiera sido probablemente él quien hiciera este encuentro.
La Asociación de Mujeres Piemontesas me pidió en este contexto hacer una lección magistral sobre el Piemontés, por lo que  agradezco, agradezco a Laura Moro que me contactó,  pero pensándolo no es una lección la que daré,  es una charla, como había hecho en San Francisco,pensando  sobre eso, pensé en hablar del tema que más me apasiona, que es la literatura piemontesa,  la literatura en lengua piemontesa, obviamente en este resumen , esta mirada que les propondré no podré ocuparme de todos los siglos de la literatura piemontesa pero me focalizaré en dos figuras que  ignificaron mucho y todavía hoy son importantes para nosotros,  que son el poeta Nino Costa, y el poeta Pinin Pacòt, específicamente el 900.
Quién de alguna manera ha seguido el máster y quién ha sido siempre apasionado de la lengua y literatura piemontesa,  del Piemontés, de nuestra lengua,  sabrá que nuestra literatura aunque sea muy despreciada de la enseñanza oficial, aunque hoy las cosas cambiaron bastante,  es cierto que como la "Ca dë Studi Piemontèis ", financiamos en la Universidad de Turin, desde el 2015 un laboratorio de lengua piemontesa y de que hacemos algunas cosas, tenemos también muchos jóvenes inscriptos .
Entonces,  la literatura como algunos sabrán,  viene, "tiene sus cartas en regla" como decía Pacòt, Pinin Pacòt , y se conoce al menos desde los Sermones Subalpinos, del siglo XXII, quién quiera tener una idea , un panorama general de la historia de la literatura piemontesa , podrá quizás considerar leer el "Profilo Di Storia Della Letteratura In Piemontese "  de Gianrenzo Clivio.
El novecientos del que debía hablarles, entonces, en todos los siglos , mayormente  en el setecientos , la literatura piemontesa produjo libros, estudios, sobre todo poesía,  teatro,  y en el 700 se adjudicó una gramàtica,  su primera gramàtica,  del médico Maurissi Pipin,  los primeros vocabularios y último en la serie,  la Ca dë Studi Piemontèis  publicó el "REP ", Repertorio Etimológico Piemontés, vocabularios piemonteses hay muchos, recuerdo entre los más recientes,  el de Camilo Brero, el de Gianfranco Gribaudo,  porque hoy quizás nos encontramos en la situación de tener que buscar primero, conocemos la palabra en italiano pero nos hemos olvidado de algún modo la palabra en piemontés,  pero es también para tener viva la lengua,  para conocerla, para tener conciencia de este patrimonio que nos sirve justamente la literatura . El ochocientos fue el siglo de los grandes poetas, Brofferio,  el setecientos,  entre el setecientos y principios del ochocientos tenemos a Edoardo Ignacio Calvo, en el ochocientos sitamos los dos más importantes,  Angelo Brofferio y Norberto Rosa, tenemos a fines del setecientos la gran experiencia del teatro piemontés con Vittorio Bersezio y "Le Miserie 'd Monsù Travet" , puesto que a fines del ochocientos la literatura piemontesa  se ha comprometido muchísimo en participar de esta idea de la unidad de Italia,  después cuando la capital desde Torino fue trasladada a Roma,  primero a Florencia y después a Roma,  los poetas piemonteses se sintieron un poco traicionados digamos, y la poesía volvió a cerrarse en una postura un poco nostálgica,  más que nada los poetas escribían en una revista , un diario, que duró más de cuarenta años que se llamaba "El Birichin", y fue justo en El Birichin  donde empieza a escribir Nino Costa, que fue después con Pinin Pacòt quien en el novecientos diera el impulso,  la renovación de nuestra literatura , y si nosotros hoy estamos aquí hablando sobre lengua piemontesa y literatura piemontesa se lo debemos justamente a estos dos grandes poetas del novecientos. Alrededor del inicio del novecientos,  estamos en 1927, Nino Costa es ya muy importante,  muy conocido, de hecho según Pinin Pacòt , Nino Costa es un poco el maestro,  así Pinin Pacòt escribe a propósito de Nino Costa: " Él es la columna sobre la cuál se asienta el arco del pasado y de la cual se lanza hacia arriba el arco del futuro, confluye en su fineza , nuestra tradición poética en sus diferentes momentos,  el piemontés del setecientos, Isler, Calvo, etc, el nacional de Brofferio, el turinés de principios del novecientos y se funden armónicamente en su inspiración , donde la riqueza de motivos, de formas y de tonos, de su poesía, desde la popularidad de algunas canciones y de la moraleja de los cuentos , al sentimiento de muchos sonetos, al lírico de ciertos estados de ánimos muy personales, y al canto heroico de sus himnos más altos en honor a Piemonte y a Italia",  pero poeta grande es, continúa Pinin Pacòt sobre Nino Costa: "Cuando abandonando los últimos preconceptos, dejándolos en herencia de sus inmediatos predecesores , vuelca su anima en el melodioso abandono de una confidencia murmurada en voz baja o cuando,  y aquí manifiesta la más alta originalidad,  haciéndose intérprete del alma piemontesa eleva el himno a su tierra.

2ª PARTE Con esta idea Pinin Pacòt atesorando la experiencia de Mistral para el provenzal y para la Provenza en el 1927 publica un pequeño manifiesto, " IJ Brandé" donde dice cuál es su idea de poesía. Ij Brandé, -pienso que lo sabrán todos- son, en un fuego, una estufa a leña, son los caballetes que cuidan la llama y ayudan a que la brasa continúe a crepitar, que antes o después pueda devenir en verdadera llama. Y tan verdadera que fundando Ij Brandé, la Revista, el lema será: “para que la llama no se apague”. Pacòt dice: “como en el rincón del fuego, entre los dos hierros que la sostienen, se aviva y chisporrotea la llama que, calentando la casa, desparrama a su alrededor una nube de chispas brillantes, así

nuestra nueva Revista deberá hacer revivir en los corazones piamonteses, el amor por nuestra bella lengua. Y si nosotros , piamonteses, sentimos en el corazón la necesidad de unirnos a todas las otras bellas tierras de Italia, con más razón debemos hacer ver que entre nosotros hay un nudo hecho de recuerdos gloriosos y de sentimientos profundos, ese nudo que Ij Brandé quieren estrechar todo lo que se pueda, diciendo en buen piamontés, todo lo que conforma el orgullo de nuestra vieja raza, porque nosotros creemos que sólo a través del amor a nuestra tierra piamontesa, se pueda llegar aquél más grande y más fuerte de la Patria”. Porque ¿qué sucedió? que en ese entretiempo, el piamontés había perdido su fuerza, todos se acuerdan de que no había que hablar en dialecto, había que hablar en italiano, sin entender que se podían conservar las dos lenguas, porque más lenguas posee una persona, más alma tiene. Entonces se hubiera podido hablar piamontés y aprender a hablar y escribir bien el italiano. Las elecciones fueron otras. Pero el que será el empeño compromiso, partiendo de Nino Costa y Pinin Pacòt, para los escritores en piamontés. Así como la poesía piamontesa no fue nunca una poesía sólo académica, siempre tuvo un hilo rojo que la ataba, unía, que era el del compromiso civil, una militancia política, social. Así fue en el ´700, -no voy a demorarme en explicarlo- en el ´800 cuando se unieron por la unidad nacional. ¿Cuál será el hilo de la poesía del ‘900? Será el de hacer una poesía bella, importante, que vuelva a abrazar toda la región Piemonte -y no sólo el turinés, del Valentino, las costureritas, los estudiantes- para salvar la lengua piamontesa. Pacòt tiene muy claro esto. La literatura, la poesía es la única que puede en verdad salvar una lengua que deviene en verdad un dialecto porque se habla sólo en voz baja en la casa, y entonces, día a día, las palabras se pierden, y para Pacòt, el deber de la poesía, el compromiso de la poesía es restituirnos las palabras, las palabras justas para hablar, porque el piamontés tiene todas las palabras para nombrar todos los matices del alma piamontesa, de nuestra cultura, pero se olvidan. Entonces el poeta debe ser un guardián que debe retornarnos las palabras. Ese es el momento en que con Ij Brandé se encamina esta historia que llega hasta nosotros. Ij Brandé sale en 1927, salen sólo 5 números, después llega el fascismo y como a todas las dictaduras, no le conviene que la gente hable su propia lengua, porque usar la propia lengua significa pensar con la propia cabeza, y entonces Los Brandé se apagan y quedarán sólo después de la segunda guerra, en el 1946, y Pacòt los llevará adelante hasta su muerte, en 1964. En torno a Pacòt y a la Compañía de Ij Brandé, se agrupa aquella nueva temporada de la Escuela de Ij Brandé, que nos dará, en el siglo XX, poetas como Camilo Brero, Gustavo Burat, Barba Toni Bodrì, que abren todo un espacio hacia el provenzal, el occitano, poetas más jóvenes como Emilio Bertolino, del grupo de Mondovì, que hacen casi una Escuela en sí misma, Barba Fiore (Domenicco Boetti), Bianca Dorato, Carlo Tinarocco, toda una escuela joven en ese momento que se pone a escribir en piamontés, y ponen su capacidad poética al servicio de la lengua piamontesa. Entonces, dos palabras sobre Nino Costa, y quiero leer una poesía. Nino Costa es el poeta más conocido, en todos lados, en Turin seguramente es el más citado, había nacido en Turin en el 1886. Era empleado, trabajó en la Caja de Ahorros de Turin por 34 años, comenzó a publicar sus primeros versos en 1905, después empieza una colaboración continua con Ël Birichin desde 1909, y desde ahí se levanta su gran voz y se deviene –cito-“ punto de

transición entre dos edades: recoge la herencia poética del pasado, pero la vivifica con moderna sensibilidad, dando voz a las memorias, a las tradiciones, a la cultura del Piemonte, e inaugura una nueva estación de la poesía piamontesa sobre la cual se yergue la obra de Pinin Pacòt”. Murió en Torino el 5 de noviembre de 1945. De Nino Costa todos conocerán Rassa Nostran-a que el Papa Bergoglio recita frecuentemente. Yo, sin embargo elegí, para dar una idea de la poesía de Nino Costa, otra poesía que se titula La copà, es difícil de traducir: ¡Bebamos, amigos! ¡Brindemos! Es una especie de brindis al Piemonte. Fue publicada por primera vez en una antología, Fruta madura, de 1931. La copà Vamos, en la jarra piamontesa, vierte sirve aun lo que te queda/- después de los últimos vientos-después del último granizo/ del vinito que destapábamos cuando era día de fiesta/ y hagamos un brindis... De aquel tiempo cuántas cosas poco a poco se perdieron/ cuántas personas que estaban juntas se separaron/ cuántas hileras de cabezas altas son ahora cabezas bajas se inclinaron/ pero el vinito no cambió. Mira un poco cómo se conserva claro y sano, fino y bueno /Cómo sale de la botella, cómo burbujea en el vaso/ casi, casi que se diría que lo sacaron ayer/ de las cavas, bodegas, de Monferrato. Vierte sin vergüenza. No hace mal a la cabeza/ deja que nos alegre y ponga el corazón de fiesta/. Aunque la jarra está gastada, es una jarra limpia / es la jarra de nuestra casa. Agrégale las memorias del buen tiempo que pasó/ las miserias, los festejos, las alegrías, las fatigas y batallas/ la pasión que se encendía como el fuego en la paja, esperanzas e ilusiones/ Y las sonrisas que temblaban sobre las bocas perfumadas de vino moscatel/ y los besos que cosechábamos bajo los pámpanos de las hileras/ y las cosas antiguas y tristes, y las cosas antiguas y bellas/ cantémosle una canción. Y cantémosla una vez más en bella compañía/ con la voz que aún encuentra vuelos de alegría/ mientras afuera-entre las sombras- está la Muerte que nos espía/ apenas allí, a la vuelta de la esquina. Pero si está, mirémosla a la cara. Somos gente de buena raza/ qué nos importa si envejecemos y la vida nos maltrata/ tenemos quizás la sangre más débil, la cabellera más rala/pero el pecho es siempre firme. Una canción de nuestra tierra da más gusto que una insignia/ Alguno la desprecia, pero es un alma bastarda/ somos de marca franca y la cantamos a la goliarda/ con una llama dentro de los ojos.

Y entretanto, los granos despuntan y en las viñas las ramas brotan/y en las casa están los jóvenes que trabajan y discuten/ No hay temor de que nos perdamos. Cuando los padres se callan/ se encaminan nuestros hijos. Nosotros somos aquellos hijos, aquellas hijas; ustedes son aquellos hijos y aquellas hijas, y ustedes, con más méritos todavía porque aún lejanos; no nos perdimos. Y cuando nuestros padres callaron fuimos adelante y esa es una esperanza que quiero compartir con todos ustedes…y ese es el compromiso, el asunto de nuestro trabajo. 3ª parte Y ahora vayamos a Pinin Pacòt. Empezamos con dos noticias biográficas sobre Pinin Pacòt, si bien ya dije algunas referencias sobre él, naturalmente yo no soy una actriz y sólo quise compartir con pasión éstas, sus poesías Es originario de Castello d´Annone, en la zona denominada Astigiano pero nacido en Turin el 20 de febrero de 1899 Él también durante 40 años fue empleado de banco, al igual que Nino Costa. Él primero en el Instituto Bancario de Turín, Nino Costa en la “Cassa di Risparmio” (Caja de ahorro).- Uno en la Caja de Ahorro, el otro en el Instituto Bancario de Turín que hoy se llama Intesa San Paolo, aunque se debería decir San Paolo Intesa, a mi parecer. Él, que era muy cercano al movimiento de los felibristas, trata de llevar este movimiento cultural, de renovación en la poesía piemontesa del 900, defendiendo la nueva escuela. Y teniendo la idea precisa que la poesía no puede ser solamente poesía intima sino que debe ser de alguna manera la que lanza el pensamiento en las personas Sobre todo la poesía en las lenguas minoritarias, “pequeñas” como el piemontés debe mantener su dignidad, no tenemos que tratarla como broma, para reírse de ella o contar chistes, para reír… tenemos que usarla con toda la potencia que tiene. Y nosotros debemos estar en condiciones de utilizarla de esta manera Pacòt muere en Castel D´Annone de donde era originario, el 16/09/1974 pero su trabajo fue fundamental para abrir el camino - y me parece que ya lo dije antes - a lo que es el piemontés que hoy usamos y sobre todo nos dio a nosotros, la posibilidad de estar acá, y de motivar todas las nuevas generaciones que se pusieron a escribir. Hay muchos nombres, y podría citar muchos como ejemplo, hay tantos jóvenes! Entre otros, quiero destacar en este aspecto a Giovanni Tesio que es un crítico literario , y que estudió mucho la literatura en piemontés y dio un aporte fundamental, pero que hoy se animó a escribir el piemontés , y ya publicó varios libros; quiero recordar el último: “Vita dacant e da canté” ( Vida juntos y para cantar) ….. Así como quiero recordar - lo recordé ya al principio – a Gian Renzo Clivio, filólogo, de la Universidad de Toronto, Canadá, que fue quien tuvo a su cargo todas las antologías, junto con el padre Giuliano Gasca Queirazza: La literatura hasta fines del 800 y en el 900 . Con Giovanni Tesio y con mi colaboración, se publicó el libro: “Poetas piemonteses del 900”, , que ahora ya está agotado: Ahora somos tres abocados al estudio del 900, y desde que se publicó ese libro el estudio del 900 avanzó muchísimo.

Clivio también escribió poesías. Que en los año 60 fueron publicadas en el Brandé y también en muchas otras otras revistas, Flores de la literatura dialectal, por ejemplo. En la celebración de los 50 años de la Ca dë Studi Piemonteis - que fueron pocas, pero estupendas – hemos publicaron pocas pero” La terraza (“loggia”) en flor” Clivio estaba preocupado, al igual que Brero, quería publicar algo para niños, tal es así que ya había publicado un librito, siempre para la Ca dë Studi Piemonteis, titulado: “Trencito de juguete y muñeca – pequeñas poesías para niños” Trenin dësmore e buate – poesiòte piemonteise për ij cit” , que aún hoy es una de las pocas herramientas, junto con “Las primeras luces del alba”, de Camillo Brero que tenemos para trabajar con niños en las escuelas Tuvimos la experiencia durante al menos 15 años, en el marco de un Concurso auspiciado por la Región Piemonte deLengua y Literatura Piemontesa De ahí salieron muchas experiencias y un librito que se llama “Prima mignin” (recuerdan? Primera gatito, etc.,) que no es de poesías sino que fue una herramienta de trabajo, escrito por maestras, Anna Maria Ferrero y las hermanas Lupo para enseñar palabras piemontesas a los niños. Pero, como siempre pienso que la poesía, las palabras de la poesía, son más importantes, que muchas charlas quiero terminar – y luego ya no hablaré - Tengo el gusto de terminar esta charla con la poesía de Pinin Pacòt que personalmente, cuando la leo, me termina de algún modo, siempre conmoviendo. Quizás no sea la poseía más intelectual porque Pacòt es un poeta lírico. Esta poesía es un poco épica, da un poco de emoción; pero no hay que tener vergüenza en sentir emoción y hay que pensar en quienes antes que nosotros, en esta tierra, o en tierra argentina, nos dejaron la herencia de cultura, de pensamiento, y además nos dejaron la herencia de esta tierra que nosotros debemos cuidar , no debemos degradarla, y sobre todo no la debemos envenenar Quiero terminar con un homenaje que Pinin Pacòt hace a sus viejos que se llama Mis antepasados Publicada por Croisiere 1935
A la memoria de mis nonos

Oh viejos de mi casa, esta sangre que encadena
Es de tal fuerza que no teme la muerte:
Me basta pensarlos y ya me siento fuerte
Ya siento la mente clara y serena

Me basta pensarlos para sentir latir
Adentro y profundamente, robusto y calmo vuestro corazón
En las horas lindas y en la mala suerte
Sin miedos y sin locuras

¿Qué importa si el mundo alrededor se enfurece
Si el cielo está rojo como en un alba de guerra?
Yo me sujeto fuerte enraizado en mi tierra
Estoy derecho y firme pro encima de los remolinos de la inundación

Planta nueva, derecha y desnuda
Que ríe al viento, con sus ramas de fiesta
Las hojas secas se pierden en la tempestad
Y la planta canta, más robusta y fecunda

Y yo, sangre de mis viejos, me siento revivir
Bajo el gran cielo alargado sobre el campo
En la respiración de los vientos sanos de la montaña
En esta tierra de criaturas vivas

Y a este mandato, al cual es destino volver,
cierro para siempre todos los grandes libros
y me transformo de repente hasta la médula de mis huesos
como mis viejos, paisanos y carreteros

Olor del heno, esplendor del trigo maduro
Y choclos amarillos con penacho de gala,
Y uvas plenas de sol, el hombre se regala
Y se siente más fuerte, más justo y más seguro

Porque aprieta entre sus puños de acero
La fuerza calma de los grandes bueyes generosos
Que incita en su trabajo pesado
Bajo la mirada tranquila y amiga del cielo

Alrededor de él, como blancas venas

subiendo y bajando van las calles paisanas
Que corren todas a los callejones de la llanura
Donde vos, nono, en ciertas noches serenas

Una banda roja anudada en la cintura
Te ibas con el alma contenta
Estallando con el látigo el aire sonriente
Y elegías irte por el camino más derecho

Y yo, nieto lejano, sin defensa,
si siento la necesidad de girar por los países
me siento también atado a cien raíces
a vuestra vieja tierra piemontesa

y en las horas malas, en las que tengo miedo,
cuando en el corazón se posa una sombra de muerte
Me basta pensarlos y ya me siento fuerte
Ya siento la mente clara y serena

"Cerea " a todos, como han escuchado, soy Alejandra Gaido,  tercera generación de una familia que llegó acá con la primera ola de la inmigración,  de hecho  mi bisnono Miguel llegó en el Perseo en Octubre de 1892, venía de Barge.
Cuando era chica, escuchaba a mi papá,  mi abuela y mi abuelo que hablaban una lengua extraña, pero yo estaba ocupada en otras cosas, cosas que hacen los niños. Después de grande,  cuando faltaron mis abuelos, me di cuenta que esa era mi herencia más querida y tomé el desafío de aprender a hablar en piemontés , empecé a prestar más atención cuando mi papá me hablaba, a preguntarle mucho, como cuando era niña y le preguntaba todo, soy muy afortunada de tener el profesor en casa , solo para mí.
Así empezó mi historia de amor con la lengua piemontesa, compré diccionarios,  libros, pero en este punto tuve otro lindo trabajo porque los diccionarios estaban todos traducidos del italiano al piemontés o viceversa,  no había ninguno que fuese en español, en "la castiya" como dice mi papà,  por eso , empecé despacito a estudiar  italiano sola. Podía ya hacerme entender en italiano, cuando en el 2019 encontré un libro que es "La Biblia " para quien quiere aprender la gramática y la estructura del piemontés,  aquel que fue escrito por la profesora Norma Brarda,  una de nuestras queridas mujeres de la Asociación de Mujeres Piemontesas de Argentina.
Con todas estas armas estaba ya lista para empezar a escribir,  pero hablarlo es otra cosa, eh! La sonoridad y la cadencia de las lenguas se aprenden de niño o "In Situ", y aunque sé que me haría falta otra vida para hacerlo bien, puedo decirles sin dudas, querer e poder,  tres años atrás no me pasaba por la cabeza estar en un congreso hablando en piemontés.
Les hablo desde un lugar que no es el de los profesores , de los investigadores,  de los estudiantes, ni de los historiadores,  les hablo desde el lugar que ne dio el destino, mi condición de inquieta, de haber sido una niña que preguntaba todo, me trajo hasta el día de hoy a ser la más chica de mi familia y la única que habla piemontés,  esta lengua que fue en la vieja casa de mis abuelos paternos , la lengua madre.
Hoy estoy haciendo lo que llamo "trabajo de campo", estoy en varios grupos de WhatsApp donde se habla y se escribe en piemontés,  el más grande , hecho por una amiga que tuvo la hermosa idea de unir a muchos piemonteses con ganas de volver a ser niños por un momento como decía Gipo, hay campesinos,  camioneros, mecánicos,  panaderos,  amas de casa,  comerciantes, doctor, etc. Gente de todas las edades y me da gusto contarles que muchos llegan apenas a los cincuenta y otros más jóvenes hasta los treinta.
Sé que no serán ellos quienes escriban una prosa siguiendo la grafía de los "Brandé", però escriben como pronuncian, cosas hermosas, historias que nos unen porque son historias en común,  y yo de a poquito les enseño una y otra cosa, finjo que soy una maestra, solo una para todos los niños de diez kilómetros alrededor , como era antes en los campos.
En el 2020 hice un grupo de WhatsApp con gente de mi ciudad y pueblos vecinos,  donde miramos las lecciones del profesor Comba, hablamos,  nos sacamos dudas, y le rendimos honor a nuestros nonos. Hemos hecho también con la gente del Canal Cooperativo de Alicia, otra localidad vecina, un programa de TV sobre la cultura piemontesa, con la colaboración de muchos amigos piemonteses que nos envían vídeos, audios, fotografías.  Pero sin dudas el desafío más grande fue escribir el Boletín de la FAPA, un pequeño diario donde además de contar todas las actividades de las Asociaciones,  tratamos de darle a nuestra lengua el lugar que se merece.
Así como sentí que me tiritaba el cuerpo mi primera visita a Barge, siento también que nuestra bella lengua piemontesa estará siempre viva, siento que aquí hay una revolución,  los piemonteses que estamos entre la vejez y la juventud nos estamos moviendo para mantenerla viva, lo que quiere decir que yo le hablo a mi hija en piemontés y ella me responde en castellano sin problemas,  pero que un día,  así como me pasó a mí,  ella responderá en piemontés una lengua sentida desde niña y como la sangre se lleva en el corazón y es nuestra mejor herencia.
No es fácil pero para hacer una lira van doce onzas y las cosas que más cuestan son la más lindas, es solo una cuestión de intentarlo,  los invito a probar.
Dicen que una lengua se muere cuando  muere la última persona que la habla, no dejemos morir nuestra lengua, transmitamos este tesoro a nuestros hijos, hablemos y escribamos en piemontés,  no olvidemos que la historia se pierde pero la escritura queda.

Ahora tengo el honor de presentarles a una persona que estuvo siempre cercana a la Federación cuando nos hizo falta su ayuda.
Turinés, crecido en Roma, graduado en Letras Modernas, una vida dedicada a la difusión y la valorización de la lengua piemontesa a la par de Censin Pich y al movimiento cultural de los Brandé,  una gran persona, Fabrissi Arnaud!

Fabrissi
Buen día soy Fabrissi Arnaud, mi experiencia con la Argentina,  con la Pampa Gringa viene de muchos años, he estado con amigos argentinos en el año noventa y después en el 2004, mi maestro en Argentina,  quién encendió mi amor por el piemontés de Argentina, me hizo conocer todo el mundo de los piemonteses de Argentina fue Ilmar Giurda,  fallecido en 2008, un maestro en todos los sentidos, después estuve y estoy todavía muy relacionado a Norma Brarda que es la Vice Presidente de la Unión de  Asociaciones Piemontesas en el Mundo, quien trabajó mucho para la valorización del piemontés en la Argentina,  soy muy amigo de Miguel Camperi de Vila, que fue un maestro piemontés, recuerdo con placer a Sciolla , el mítico Sciolla, el peluquero , barbero de la  Estación Terminal de Colectivos de San Francisco su buen humor su simpatía , y también por supuesto de Adolfo Barale Gambalunga, el cantor cómico que alegró mucho a generaciones de argentinos de raíz piemontesa , también fallecido unos años atrás.
Dos episodios que merecen ser contados, gracias a Ilmar, no sólo a Ilmar, también a otros amigos en el 2004 estuve con un "foin", mítica la figura del "foin",  en todas las historias de los piemonteses de Argentina está siempre esa del "foin", encontré este "foin", y debo decir que hablaba muy bien el piemontés, fue un encuentro muy interesante , pude ver con mis ojos como también personas que no eran de familias piemontesas habían aprendido bien nuestra lengua.
Otro episodio , junto a Ilmar entramos en un comedor,  digamos donde se come todos juntos y nos encontramos con un amigo al que no veía desde mucho tiempo y este amigo le dijo,  sintiendo que Ilmar y yo hablábamos en piemontés le dijo , "oh hará treinta años que no hablaba en piemontés " , que él no hablaba en piemontés, " hará treinta años que no tenía la oportunidad de hablar en piemontés ", entonces dos encuentros muy interesantes que quedan como anécdotas de mi experiencia a Argentina .
En lo que respecta a mi lazo con el piemontés , data de cuando era niño, el primer episodio es del 76 creo, un día terrible para Italia , en Roma había habido manifestaciones , había muerto una chica, y yo había encontrado en Roma a Oreste  Porello que ya era un "Brandé", y me había dado tanto gusto , este encuentro había estado precedido de cartas con Don Miguel Fussero, que fue un párroco muy interesado en el desarrollo y la defensa del piemontés, un personaje importante en la historia de la piemontesidad , de la defensa de la lengua piemontesa,  empecé  habría tenido 15 o 16 años.
Entonces... dos palabras acerca del piemontés actual, es un momento muy difícil,  lo sabemos todos,  el piemontés aunque dé pruebas de querer resucitar como lengua escrita, encontrar otros caminos , principalmente como lengua escrita, el piemontés como lengua hablada se quedó muy atrás,  digamos que es una lengua en gran riesgo de extinción de eso no hay dudas, el trabajo que se ha hecho fue importante pero quizás no fue suficiente,  debemos encontrar otros, pero probablemente,  como decir...la dirección para aquellas lenguas que no son oficiales , que no tienen una tutela pública están en la mismas situación en todas partes, en Europa podrá salvarse probablemente el catalán, pero los otros , el Vasco, el galés,  reniegan mucho y probablemente tienen una tutela mucho más fuertes que el piemontés. Por lo que es un destino casi marcado, pero la voluntad es encontrar nuevas maneras para el piemontés,  quizás del piemontés escrito, o como una lengua dedicada a ciertos momentos,  podría ser una forma de darle nuevamente vida a nuestra lengua.
Otra cosa que quiero decir es que del momento que la sociedad,  no digo que rechaza al piemontés pero puede estar sin él, hablemos de la sociedad piemontesa no de la sociedad de la Pampa Gringa que ya está castellanizada desde varias decenas de años, hablemos del Piemonte que se italianizó de raíz desde no más de una treintena de años , quizás una manera de escapar de este rechazo de la sociedad es esta, de darle un espacio importante al piemontèis dentro de las familias, para decirlo de otro modo, podría usarse la forma de padre a hijo y de madre a hija, quiere decir que cada padre y cada madre que guardan el piemontés que hagan todo el esfuerzo posible por pasarlo , por trasmitirlo a sus hijos, quizás la única manera de mantener no todo pero algo , una parte importante de la riqueza de nuestra lengua, de padre a hijo y de madre a hija, gracias hasta pronto!

 

 

 

DÍA 1 DE LA 1° EXPOCONGRESO INTERNACIONAL VIRTUAL